El titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, advirtió que "no se puede permitir la represión a trabajadores sólo por reclamar por su fuente laboral". Se sumó así al coro de voces que repudió el violento accionar de la Policía.
A través de un comunicado el PJ bonaerense repudió este viernes la feroz represión a los trabajadores estatales despedidos del municipio de La Plata. Fernando Espinoza advirtió que "no podemos permitir la represión. Las imágenes hablan por sí solas, trabajadores heridos sólo por reclamar por su fuente laboral. No queremos esto en nuestra provincia ni en nuestro país".

Espinoza explicó que los trabajadores despedidos se movilizaron hasta el municipio en reclamo de sus fuentes laborales, intentaron dejar un petitorio explicando la situación de cada despedido entre los que se encontraban personas con más de 8 años de antigüedad, cooperativistas y, hasta en algunos casos, empleados de planta permanente, sin embargo no fueron recibidos por ninguna autoridad municipal.

El jefe del peronismo bonaerense advirtió: "Nosotros como peronistas y miembros del movimiento nacional siempre vamos a defender a los trabajadores. Nacimos a la política para defender a los que menos tienen, a las clases medias y a la burguesía nacional y para seguir consagrando derechos y justicia social. Vamos a seguir luchando en ese sentido y no vamos a permitir la violencia institucional nunca".

"Como un ciudadano argentino más, le pido al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora María Eugenia Vidal, que pongan fin a este accionar de la actual gestión municipal de La Plata. Repudiamos la represión. El Estado tiene la responsabilidad indelegable de cuidar a los ciudadanos, pedimos a los funcionarios que revean esta actitud", finalizó Espinoza.