Un vocero del gobierno confirmó que es parte del procedimiento habitual en el caso de personas que tienen causas legales pendientes en su territorio.
Las Fuerzas Armadas de México detuvieron este viernes al jefe narco Joaquín Chapo Guzmán, quien estaba prófugo desde julio del año pasado. La recaptura del líder del Cartel de Sinaloa podría dar pie a un pedido de extradición por parte del gobierno de los Estados Unidos.

"Puedo confirmar que la práctica de Estados Unidos es buscar la extradición cuando las personas acusadas de cargos en EE.UU. son aprehendidos en otro país", expresó Peter Carr, vocero del Departamento de Justicia estadounidense.

Carr no confirmó si efectivamente se emitirá el pedido de extradición en esta oportunidad, pero recordó que así había sido en 2014, cuando Guzmán fue recapturado tras su primera fuga de una cárcel mexicana.

Guzmán enfrenta cargos por narcotráfico y lavado de dinero en los estados de Arizona, Texas, California, Illinois, Florida y Nueva York.