Desde la cartera de Seguridad bonaerense, conducida por Cristian Ritondo, se inició una investigación para determinar los grados de responsabilidad. Además, aseguraron que desde la esfera política no se ordenó la actuación del personal de Infantería en el lugar.
El ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires dio intervención este viernes a la Dirección de Asuntos Internos para determinar los grados de responsabilidad y sancionar al Subcomisario a cargo y a los efectivos que se desempeñaron en el operativo frente al Palacio Municipal de La Plata, que terminó en represión con gases y balas de goma contra empleados municipales que reclamaban por despidos.

A través de un comunicado, la cartera de Seguridad bonaerense, que encabeza Cristian Ritondo, aseguró que "no existió instrucción alguna desde la esfera política ni policial, que ordenara la actuación de la Infantería en el lugar".

Por último, el texto subraya que "la presencia del cuerpo de Infantería frente a la municipalidad tenía como único objetivo impedir el ingreso violento de activistas políticos que se aprovechan de un contexto de protesta por medidas administrativas municipales".

Esta mañana los trabajadores municipales platenses, cuyos contratos cesaron el 31 de diciembre pasado, fueron reprimidos a balazos de goma durante la marcha que realizaron frente a la sede de la Municipalidad platense, en la que, según trascendió, cinco personas resultaron heridas por los disparos de efectivos de infantería de la Policía Bonaerense.

Voceros de la municipalidad de La Plata que tienen a diez personas identificadas, a través de diversos videos, que fueron sorprendidas arrojando cascotes contra la policía.

La marcha de los trabajadores municipales se produjo en protesta por la decisión del intendente Julio Garro de no renovar los contratos de aquellas personas cuyos convenios vencieron el 31 de diciembre pasado.