Un abogado lleva adelante una investigación sobre las víctimas del coro de niños de la Catedral de Ratisbona durante los años en los que fue dirigido por Georg Ratzinger.
El abogado Ulrich Weber recopiló los testimonios de 231 víctimas que sufrieron abusos -50 de índole sexual- entre 1953 y 1992, cuando eran alumnos del colegio del coro de la Catedral de Ratisbona, en el sur de Alemania. El ensamble vocal de la institución fue dirigido por Georg Ratzinger, hermano del papa Benedicto XVI, desde 1964 hasta 1994.

Los abusos cometidos por los profesores y sacerdotes del colegio del coro de la Catedral de Ratisbona salieron a la luz por primera vez en 1987, cuando muchos alumnos acusaron de maltrato al director de primaria, Johann Meier, informó el sitio The New York Times.

Los castigos físicos eran comunes dentro del colegio religioso, pero además 50 ex alumnos denunciaron algún tipo de abuso sexual, desde caricias inapropiadas hasta violaciones.

Meier se retiró de la institución en 1992 y murió súbitamente ese año. El caso se desestimó bajo la mirada del sacerdote Georg Ratzinger, aunque el hermano del Papa aseguró en una entrevista con el diario alemán Passauer Neuen Presse que no sabía nada del tema.

"Después de realizar mi investigación debo asumir que lo sabía", expresó Weber.

Pero Ratzinger, de 91 años, afirmó en 2010 que "si hubiese sabido con qué exagerada dureza se actuó, habría dicho algo entonces" y admitió que "antiguamente los sopapos eran la reacción ante el mal comportamiento o una consciente bajada del rendimiento".