Ocurrió en un depósito de camiones en San Diego, Estados Unidos, cuando el camión comenzó quedó sin freno de mano y comenzó a circular. Un hombre trató de frenarlo con su propia fuerza, pero no dio resultado. Las imágenes son de octubre de 2015, pero salieron a la luz ahora.