En vez de tabajar el joven estaba "pegado" a su "smartphone". Para educarlo, el capataz agarró el dispositivo y lo lanzó con fuerza a una mezcladora: mirá el video.
Ocurrió en Brasil, cuando en una obra en construcción uno de los trabajadores más jóvenes estaba absorto en su teléfono y uno de los encargados, más entrado en años, decidió darle una lección.

Celular albañil.jpg
El hombre deja su labor y le hace señas a un compañero para que registre su accionar, se acerca al muchacho, le arrebata el teléfono de la mano y lo arroja a una mezcladora, de la que el joven desesperado no logra rescatarlo, hasta que ya es demasiado tarde.