La Justicia de Azul, Brandsen, Santa Fe y el juzgado federal de Sergio Torres quedaron afectados por el escape de los detenidos por el triple Crimen de General Rodríguez que tuvo en vilo al país por poco más de dos semanas.
-El fiscal general de Azul, Cristian Citterio, y el juez de Garantías 3 de Azul, Federico Barberena investigan la fuga de la cárcel de General Alvear, ocurrida el 27 de diciembre último. Allí se les imputa "evasión, robo calificado y privación ilegítima de la libertad".
-El fiscal descentralizado de Brandsen, Mariano Sibuet, y el juez de garantías de La Plata, César Melazo, tramitan la investigación por el ataque a balazos que sufrieron los policías Lucrecia Yudati (33) y Fernando Pengsawath (23) el 31 de diciembre en la ciudad de Ranchos. Los tres están acusados por doble homicidio agravado por el uso de armas en grado de tentativa y resistencia a la autoridad.

-El juez federal porteño Sergio Torres y los fiscales Jorge Di Lello y Diego Iglesias llevan una causa para establecer si existió colaboración o soporte de organizaciones narcos con los evadidos para mantenerse prófugos. Fue la causa por la que se dispusieron los allanamientos en Santa Fe que derivaron en arrestos. La defensa de Martín Lanatta solicitó que todos los expedientes abiertos se concentren en este expediente.
-El fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, y el juez federal de la misma ciudad, Reinaldo Rodríguez -a los que el juez Torres les envió exhorto por los operativos del jueves 7 de enero- investigan el ataque a balazos que sufrieron dos gendarmes que participaron de la búsqueda de los evadidos. Les imputan la tentativa de homicidio y el robo de una camioneta perteneciente a Gendarmería Nacional, como así también el robo de armas y chalecos antibalas. En esa causa podría ser imputado un hombre de Gendarmería que le disparó a uno de sus compañeros, en lo que en principio se creyó un ataque por parte de los prófugos.
-El fiscal Estanislao Giavedoni imputó a los condenados por "privación ilegítima de la libertad y robo calificado" en perjuicio del ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso, de 31. El hombre aseguró que fue secuestrado el jueves 7 hasta el sábado 9, por los tres prófugos en la ciudad de San Carlos y llevado a su departamento de calle San Jerónimo 3064, en Santa Fe capital, desde donde los delincuentes se escaparon una camioneta Volkswagen Amarok blanca, ploteada con letras y franjas verdes semejantes a las de Gendarmería Nacional. El mismo fiscal también los acuso por el robo de la camioneta Toyota Hilux al l productor agropecuario Héctor Ferreira, cuyo vehículo resultó volcado.