Un fabricante de armas de Rusia desarrolló un robot de combate que pesa sólo 23 kilos y es capaz de luchar contra terroristas y grupos tácticos. El prototipo se llama RS1A3 Minirex, puede funcionar en diferentes superficies y su batería dura 15 horas. Mirá el video de la demostración.