Eso opinó en diálogo con Radio 10 Mario Lartiga, presidente de la comuna de Cayastá. Según jefe comunal el puestero y el peón del campo donde fueron capturados los dos prófugos, merecen el dinero.
Embed
Atrapados los dos prófugos que faltaban, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, ahora la discusión pasa por a quién le corresponde la recompensa que prometió el Gobierno por la captura.

"Tiene que repartirse", consideró al respecto Lartiga esta mañana en "Levantado de 10", ya que para él tanto Juan Carlos, el puestero de la familia dueña de la arrocera y Franco Martín, el peón que fue rehén de los prófugos, colaboraron activamente con la aprehensión.

"Primero el puestero de esta familia que era arrocera antes y ahora son ganaderos y fue el que tuvo primero en frente a Cristian Lanatta. Y segundo el peón, que no había ido en camioneta y fuera en la moto, sospechando que estaban los prófugios", sostuvo el presidente de la comuna.