El presidente Mauricio Macri expresó su satisfacción por el resultado de la búsqueda de los prófugos, que concluyó este lunes en Santa Fe y reconoció los "errores" cometidos, el hecho de no ser "infalibles". Además, se comprometió a "mejorar" e, incluso, a buscar "uno por uno" a los más de mil prófugos que hoy tiene la Justicia argentina.

Conferencia de Macri sobre la detención de los prófugos
"Estoy contento como todos los argentinos con que estén de vuelta en la cárcel y quiero felicitar a las fuerzas de seguridad que participaron a lo largo de esos trece días y, en especial, a los ciudadanos que participaron demostrando que se puede derrotar al narcotráfico todos juntos", dijo Macri en una conferencia de prensa que brindó en Casa de Gobierno, en la que reconoció "falencias" y "errores".

El jefe de Estado reconoció que se está "muy lejos del profesionalismo" necesario para encarar temas relacionados con el narcotráfico,
atribuyó esta falencia a "la complicidad" del gobierno anterior con el narcotráfico, y dejó claro que no se sienten "infalibles" y que los errores ayudan a "aprender".

macri conferencia de prnsa2.jpg
Asimismo, se comprometió a buscar "uno por uno" a los más de 1.000 prófugos que tiene hoy la Justicia argentina para que cada uno "enfrente sus condenas o procesos judiciales". En este sentido, anunció que crearán una unidad especializada que estará a cargo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Por otro lado, consultado por los despidos en distintas áreas del estado, Macri dijo que asisten a un "vaciamiento del Estado, un Estado sin capacidad que demuestra que el Kirchnerismo hizo lo opuesto a lo que predicó": "Un Estado presente se basa en la carrera pública de gente que entró por concurso y ahora es todo lo contrario: un estado puesto al servicio de la militancia política. Lo que vamos a hacer es respetar la carrera pública y mejorar día a día el funcionamiento del estado".

Embed
"Lo que sueño es que no sólo haya pobreza cero en la Argentina sino que cada uno encuentre el lugar en que sea feliz. Quiero argentinos orgullosos de su trabajo y no a alguien que viene a buscar su recibo escondido o que no viene. Él va a tener un lugar y lo necesitamos. Él no necesita seguir viniendo a cobrar un sobre para darle la mitad al que le consiguió al trabajo. Merecemos algo mejor que lo que nos han dejado ser. Tenemos que salir de este modelo de mentiras y abusos", agregó.

Por último, se refirió a las negociaciones iniciadas con los holdouts. "Más allá de que la posición Argentina no fue razonable, le pedimos al mediador que nos ayude. Deseamos que con esta nueva postura que hemos adaptado medie de forma de alcanzar un acuerdo favorable a la Argentina. Esta es una limitación para poder crecer. Cuando ese tema se resuelva vamos a tener mas energía, más trabajo".