Ocurrió en la localidad portuguesa de Madeira luego de la consagración de "La Pulga" en la entrega del Balón de Oro. La hermana del jugador del Real Madrid manifestó su enojo en las redes sociales.

Lionel Messi se quedó con su quinto Balón de Oro y, como no podía ser de otra manera, todas las miradas apuntaron a Cristiano Ronaldo. Y los fanáticos de la "Pulga" celebraron en todo el mundo, algunos de forma desproporcionada.

Eso es lo que ocurrió en la localidad portuguesa de Madeira. Minutos después de la nueva consagración de Messi, la estatua de Cristiano Ronaldo fue pintada con los colores del Barcelona, un diez y el nombre de la "Pulga".

"Esto es obra de algunos frustrados salvajes que merecerían vivir en Siria", escribió de forma polémica Katia Aveiro, hermana de Cristiano Ronaldo, en las redes sociales.