La pequeña decidió salir de su hogar para ir al jardín después de comprobar que no podía "despertar" a su mamá. Un policía y su mujer la siguieron hasta el domicilio.
Un policía que paseaba en su tiempo libre junto a su mujer se cruzó por casualidad con la misión más triste de esta semana al encontrar a una niña que caminaba sola por una calle Staffordshire, Gran Bretaña, porque su madre estaba muerta en su casa.

Phoebe Rushton, de tres años, explicó que había salido de su casa en Burton Upon Trent para ir sola al jardín porque "no podía despertar" a su madre, informó el sitio inglés Daily Mail. El oficial y su mujer la encontraron a 800 metros del domicilio y la acompañaron hasta que llegara la Policía.

Los médicos del servicio de emergencia encontraron a Nicolla Rushton, de 30 años, muerta en su casa y descartaron que se tratara de una causa dudosa. "Era una mujer muy discreta. Estoy sorprendido. No la conocía mucho, pero se notaba que amaba a su hija", contó un vecino de la mujer.

Phoebe permanecerá con su tío materno, Anthony Rushton, de 28, y su abuela materna, Stacey Inchley.