La medición de la inflación hecha por consultoras privadas y enarbolada por la oposición durante el gobierno de Cristina Kirchner, promete volver el mes que viene ante la ausencia de datos oficiales.
La medición fue discontinuada a partir de la asunción de Mauricio Macri, pero amenaza con volver en febrero. El nuevo estudio es una iniciativa del Frente Renovador que apuntará a colarse en las discusiones por las primeras paritarias del año, previstas en marzo.

Según publica en su edición impresa de este miércoles Ámbito Financiero, desde el espacio de Sergio Massa le confirmaron que el equipo económico del Frente Renovador, junto con algunas consultoras, comenzaron a trabajar con la idea de dar a conocer en febrero las variaciones de precios desde comienzos de este año. En lenguaje político se trata de arrebatarle a Cambiemos una de las banderas con las que martilló durante la campaña electoral, con la entonces diputada Patricia Bullrich como principal referente.

El proyecto avalado por Massa fue puesto en cabeza del diputado nacional Marco Lavagna. El hijo del exministro de Economía Roberto Lavagna mantuvo incluso contactos con el actual director del INDEC, Jorge Todesca, antes a cargo de una de las consultoras con las que se promediaba el índice Congreso. Ante la confirmación de Todesca de que la nueva metodología de medición demorará en darse a conocer, Massa ordenó imprimirle velocidad al proyecto.

Seguí leyendo esta noticia en ámbito.com