Con el partido que San Lorenzo e Independiente empataron 1-1 en Mar del Plata debutó el sistema piloto de seis árbitros, con los dos jueces adicionales tras los arcos, aunque no tuvieron jugadas para intervenir.

San Lorenzo Independiente
Ariel Penel y Ramiro López, los elegidos por AFA para hacer la primera nueva tarea, ubicaron detrás de la línea gol y en el costado derecho de los arcos para estar cerca de los jueces de línea.

Penel, que tuvo un problema con el intercomunicador en el segundo tiempo, se ubicó cerca del asistente de línea 1, Sergio Viola, y López del asistente 2, Sergio Zoratti. Sin embargo, a López se lo vio correr detrás del arco cuando en el primer tiempo hubo un acercamiento de San Lorenzo por su ataque izquierdo.

El árbitro principal Diego Abal no tuvo jugadas confusas ni polémicas en las áreas, como tampoco en el resto del campo.

La medida fue adoptada por la AFA luego del pésimo arbitraje de Diego Ceballos en la final de la Copa Argentina en la que cobró un penal por una falta inexistente y encima casi un metro fuera del área a favor de Boca ante Rosario Central.

Ceballos fue suspendido por tiempo indeterminado al igual que el juez de línea Marcelo Aumente, involucrado en la jugadas polémicas