Jimena, de 36 años, contó que su ex esposo armó un Facebook trucho con fotos de ella ofreciendo servicios sexuales y le manda decenas de mensajes intimidatorios pero la gota que rebalsó el vaso fue el pasado 8 de enero cuando amaneció con su auto nuevo bañado de esmalte de pintura roja.
"Fue demasiado y decidí no callarme más. Si la Justicia no lo condena, que lo haga la sociedad", denunció la mujer en diálogo con el portal rionegro.com.ar.

La más grave de las acusaciones de hostigamientos fue a partir de que –aparentemente su expareja– se armara un Facebook trucho con fotos de ella ofreciendo servicios sexuales. "Recibí mensajes de todo tipo. Lo peor es que me bloqueó y no podía ver ese Facebook para poder denunciarlo. Tuve que pedirle a otra gente que lo haga", explicó Jimena.

Luego de ver su auto nuevo pintado decidió hacer pública la situación y a través de la redes sociales. Allí ventiló los mensajes de texto que recibía del hombre amenazándola con sus hijos y también con el auto.

La situación tomó tal estado público que el hombre hoy está citado para declarar en el Juzgado de Paz.

"No puedo decir que estoy más tranquila porque no sé qué va a pasar. No pensé que iba a tomar tanta repercusión", expresó Jimena.

Por los continuos mensajes resolvió cambiar el número de teléfono pero no fue suficiente: "Lo consiguió y volvió a escribirme",
explicó.

La mujer hizo varias acusaciones y luego de encontrarse con su auto bañado en pintura hizo denuncias en la Policía y en el juzgado.