El zaguero uruguayo Diego Lugano celebró su retorno al San Pablo tras diez años de haberse marchado y causó una verdadera revolución en su llegada al aeropuerto de Guarulhos, donde lo recibió una multitud.
"Todavía no me creo que estoy de vuelta al Sao Paulo después de tanto tiempo", declaró Lugano a la página del club, que tildó al defensor como un "Dio5".

Embed
El defensor, que jugó el año pasado en Cerro Porteño, conquistó en 2005 con el San Pablo la Copa Libertadores y fue campeón del mundo y un año después, antes de su partida al Fenerbahce turco, fue campeón de la Liga brasileña.

"Sólo tengo que agradecerle a los hinchas por su cariño y apoyo y espero que comencemos el año con éxito"
, dijo el excapitán de la Selección uruguaya, que también militó en el París Saint Germain, el Málaga español, el West Bromwich inglés y el BK Häcken sueco.

Lugano.jpg
El cariño de la afición, según el jugador, fue el "principal combustible" que pesó en su decisión de volver, dijo tras prometer "mucho trabajo, sacrificio y compromiso".