Jim Dunbar es uno de esos hombres que siempre llega tarde. Por ese motivo, perdió decenas de empleos y logró enojar a familiares y amigos. Sin embargo, ahora los médicos determinaron que padece una enfermedad que lo hace perder la noción del tiempo.
Jum Dubar llegó siempre tarde a todos lados: al trabajo, a las reuniones con amigos y hasta las citas con alguna chica. A lo largo de su vida, tuvo que soportar el enojo de sus conocidos debido a su impuntualidad. Sin embargo, ese retraso no era voluntario sino que se trataba de una enfermedad: llegatardismo.

Según los médicos, el cerebro del escocés Jim Dubar es incapaz de estimar correctamente cuántos minutos han transcurrido desde que comienza una actividad y pierde completamente la noción del tiempo.

En su caso, la impuntualidad tiene como una patología crónica. Al parecer, a Jim Dubar le han diagnosticado un trastorno que le impide llegar puntual a sus citas.

"Una vez quedé con un amigo en que lo recogería a medio día para irnos de viaje y llegué cuatro horas tarde. Mi amigo estaba furioso porque perdimos el ferry que teníamos reservado", confiesa al diario Evening Telegraph.

"En otra ocasión, otro amigo me invitó a comer y llegué más de tres horas tarde. Me he estado culpando toda mi vida por mi terrible impuntualidad ¿por qué no puedo llegar a tiempo a las citas? Ahora sé que es un trastorno y esto me ha aliviado mucho", explicó.