Por el término, parece una historia de gastronomía policial. Pero no lo es. Se trata de la estrategia que desplegaron las fuerzas especiales de la policía de Santa Fe para buscar a Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.
Así lo explicó el comisario Adrián Forni, jefe de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), al recrear cómo fue la búsqueda. "Trazamos un radio de 6 kilómetros en torno a la Hillux empantanada y como una pizza empezamos a comer desde la punta".

Embed
"El domingo hicimos dos porciones, la 3 y 4. Y el lunes arrancamos a las 5 de la mañana por la cuadrícula 2", dijo en declaraciones a Clarín.

Embed
"Podríamos no haber ido nunca a la arrocera, pero estaba en la cuadrícula 1, la que nos faltaba", añadió.