La legisladora del FpV por Buenos Aires, María Laura Leguizamón, se hizo un tratamiento, junto a su marido Marcelo Figueiras, para quedar embarazada. "Siento que rejuvenecí 20 años", aseguró.

Una ejemplo motivador sobre el deseo de ser madre asoma en la historia de la senadora del Frente para la Victoria María Laura Leguizamón, embarazada de por segunda vez a los 50 años.

La búsqueda fue con mucha ilusión, y afortunadamente, nada traumática. Según contó en la revista Gente, se realizó un tratamiento médico que actuó como un "empujoncito de la ciencia" para concretar ese sueño.

"La alegría nos desborda. Muchas mujeres me frenan por la calle para decirme que mi historia les resulta motivadora. Siento que rejuvenecí 20 años. Este embarazo me renovó la energía. Por suerte no viví ninguna instancia difícil en la búsqueda", comentó sobre cómo atraviesa este momento y sobre el proceso que realizó con el apoyo de su marido Marcelo Figueiras (52), dueño de Laboratorios Richmond.

"Con Marce teníamos una gran ilusión, pero como todo deseo, sabíamos que podía no darse. Por eso nos sentimos muy afortunados", agregó en la entrevista realizada en José Ignacio, donde descansa y aprovecha para disfrutar de largas caminatas en pareja, pero evitando los movimientos bruscos.

"Por supuesto que soy consciente que debo acompañar a mi cuerpo en este proceso. Tengo que prestarle atención y no hacer actividad física, que me encanta: prefiero no arriesgarme", comentó.

Leguizamón es mamá de Juana (11), mientras que él es padre de Nadia (31), Natalia (30) e Ivana (28) y las mellizas Gabriela y María (21), de matrimonios anteriores. A fines de mayo dará a luz al primer varón de la familia, que será recibido con todas las ansias. "Se nos acaba la era de las muñecas para empezar con los autitos. Marce, fanático de River, está feliz de tener un compañero para ir a la cancha", proyectó, pensando en cómo será la nueva vida.