Las platinadas conquistaron hasta al fundador de la revista, Hugh Hefner, de quien fueron pareja hace años. Pero ahora ofrecen más curvas por el mismo precio.
Karissa y Kristina Shannon, de 26 años, llegaron a conquistar a los lectores de Playboy y hasta al fundador de la revista, Hugh Hefner, de quien fueron novias al mismo tiempo hasta 2010. Pero las rubias probaron esta semana que ya no son más las sirenas platinadas que hicieron suspirar al mundo.

Las mellizas más famosas de Playboy cambiaron de rutina de ejercicios -pero no de hábitos, parece- y se mostraron relajadas y con unas curvas despampanantes al mejor estilo Coco Austin a su llegada a un gimnasio de Los Ángeles, en California, informó el sitio Daily Mail.

Las rubias volvieron a ser noticia en octubre del año pasado porque las arrestaron por chocar con su camioneta cuando ambas estaban intoxicadas, y antes de eso habían tenido problemas con la Policía en 2008 por pelearse con dos personas en una fiesta.