Los encargados del establecimiento se dieron cuenta de que iban a necesitar algunas manos amigas para alimentar, cuidar y proteger del frío a sus animales más indefensos.
De todas las rarezas que pueden ocurrir en una granja especializada en cabras, el pedido de "niñeras" debe ser la más especial, y popular, entre el público, tal como lo comprobaron los cuidadores del predio "Caromont Farm" cuando pidieron voluntarios para cuidar a las crías.

Los encargados del establecimiento caprino de Esmont, en Virginia, Estados Unidos, lanzaron la convocatoria a finales de diciembre con una premisa muy sencilla: se necesitan voluntarios que quieran ayudar a alimentar y cuidar a los chivitos que nacerán a partir del próximo febrero.

Embed

Hey! Wanna snuggle with some baby goats? They might even be wearing sweaters. Starting in February, Caromont Farm...

Posted by Caromont Farm on martes, 29 de diciembre de 2015
Como era de esperarse, el pedido se viralizó en cuestión de días y ahora sobran voluntarios de todas partes del mundo, por lo que los dueños de la granja Caromont lanzaron un "Goatapalooza" para que todos los que se quedaron con ganas de abrazar una cabra bebé puedan hacerlo el próximo 3 de abril.

Embed

We have had such an overwhelming response to our call for goat snugglers...you guys are awesome! Unfortunately we could...

Posted by Caromont Farm on martes, 12 de enero de 2016