La compañía dejó de dar soporte a las versiones obsoletas del navegador. Igualmente, aclararon que no desaparecerán. Unos 340 millones de usuarios utilizan el sistema.


Según Computerworld, unos 340 millones de personas todavía dependen de estas versiones de Internet Explorer. No obstante los expertos de seguridad advierten que supone un riesgo muy grande.

"Es seguro asumir que los criminales cibernéticos han estado acumulando información sobre la vulnerabilidad de estas versiones de Internet Explorer ante el fin del apoyo" dijo a la BBC Craig Young, un investigador de la empresa de seguridad de Tripwire.

Por su parte Mark James, investigador de la firma de seguridad ESET, añadió: "la falta de actualizaciones, la de parches, la de soluciones, la de nuevas versiones y la falta de opciones de asistencia si las cosas van mal significan que es una papa caliente y hay que desecharla tan rápido como se pueda".

Pero aún no se puede dar por muerto a Internet Explorer, todavía queda la versión 11. La empresa fundada por Bill Gates dijo que Internet Explorer 11 aún contará con actualizaciones de seguridad, parches de compatibilidad y soporte técnico.

De acuerdo con The Next Web, la única forma de continuar recibiendo soporte es instalando Internet Explorer 11. En realidad lo que busca Microsoft es que sus usuarios adopten su nuevo navegador Edge , según expertos.

Según The Verge, Microsoft está manteniendo a Explorer por cuestiones de compatibilidad y legado, más que por ventajas comerciales. Está claro que Edge será el explorador base de la compañía en el futuro cercano.