La Legislatura bonaerense tratará el Presupuesto 2016 y un paquete de leyes que incluyen el endeudamiento solicitado por el Poder Ejecutivo y la reforma fiscal, entre otros puntos, luego de haber acercado posiciones con el bloque del Frente para la Victoria y el Frente Renovador.


El endeudamiento que pretende el gobierno de María Eugenia Vidal, calculado inicialmente por encima de los 90 mil millones de pesos, fue el motivo que esgrimió en diciembre el bloque kirchnerista en la Cámara Baja, que conduce el camporista José Ottavis, para negarse a acompañar el paquete de leyes del oficialismo.

Desde entonces, el macrismo y el Frente para la Victoria abrieron una instancia de diálogo a través de una Comisión de Trabajo integrada por legisladores e intendentes del PJ, destinada a intermediar en las negociaciones con el gobierno de Vidal para acercar posiciones.

Como fruto de esas negociaciones, la autorización de endeudamiento del Poder Ejecutivo se reduce a unos 60 mil millones de pesos, de los cuales 10 mil millones deberían financiar obras públicas en los municipios.

El martes, los bloques de diputados y senadores del kirchnerismo y el Frente Renovador se reunieron por separado para analizar los lineamientos del Presupuesto y avanzar en la toma de una posición de cara a las sesiones que se realizarán mañana en ambas cámaras.

En tanto, el gobierno nacional aprobó una asistencia financiera de 3.500 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires para atender compromisos "urgentes", un día antes del tratamiento del Presupuesto 2016.

La medida constituye un adelanto de fondos a cuenta de la coparticipación federal de impuestos, y pasará a amortizarse mediante descuentos en la parte de la recaudación fiscal que le corresponde a la provincia.