El reconocido actor que confesó que es portador de VIH reveló que se sometió a un tratamiento alternativo en México, pero no le fue del todo bien.


En una extensa entrevista en el programa The Dr. Oz Show, el actor Charlie Sheen confesó que dejó la medicación antirretrovirales que le recetaron los médicos especialistas para someterse a un tratamiento alternativo en México.

Seguí leyendo en RatingCero.com.