Leonardo Julián, ex jefe policial de Almirante Brown, negó tener vínculo con Marcelo "El Faraón" Melnyk, acusado de colaborar en la fuga de los hermanos Lanatta y Schillaci. "No tengo nada que ocultar, soy una persona transparente", afirmó.

Leonardo Julián, el ex comisario de Almirante Brown, negó una conexión con Marcelo "El Faraón" Melnyk, quien está detenido acusado de colaborar con la fuga de Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear. Admitió el llamado, que calificó como "de cortesía", pero dijo ser "totalmente inocente" y sostuvo que "en ningún momento se protegió a nadie".

En declaraciones radiales, explicó que en el audio que se conoció ayer él habla "con transparencia y sin preocupación" con el pizzero porque "es un vecino más del barrio".

Embed

"No solamente que yo lo llamé ese día a Marcelo, sino que llamé a otros vecinos de Ezpeleta, como teníamos contacto con la cuestión de seguridad, como fue tan rápido el cambio mío tuve tiempo para avisarle a la gente que no estaba más en Ezpeleta", explicó el policía.

"Confío en Dios y en la Justicia, estoy a disposición de ella"
, afirmó el jefe policial y admitió que conoció a Melnyk "hace cuatro meses en Ezpeleta".

Y agregó: "Yo soy una persona muy transparente que cuando habla con la gente le inspira confianza. Di prioridad al trabajo de la policía, estoy totalmente comprometido con la Justica".