En autos, Al Attiyah volvió al triunfo pero la general sigue en manos de Peterhansel. En motos, el debutante fracés Antonie Méo se quedó con la etapa que unió La Rioja con San Juan.
El qatarí Nasser Al Attiyah volvió a la victoria hoy al adjudicarse la undécima etapa, entre La Rioja en San Juan, que supuso la última más dakariana hasta el final, en la que el líder de la general, Stephane Peterhansel, prefirió cuidarse y resignó el podio en favor de su compañero Sebastién Loeb y del finés Mikko Hirvonen (MINI).

La etapa de hoy de 712 kilómetros totales tuvo una especial de 431, una las más largas del Dakar, aunque en el caso de las motos se acortó para la mayoría en el CP2 (243 Km) y en el CP4 (369) ya que sólo fueron 14 los lograron completar el recorrido de carrera.

Las altas temperaturas, cercanas a los 50 grados en donde se disputó la especial, sumado a la dificultad del camino, que combinó arena blanda con fesh-fesh, grava y piedra, y la imperiosa necesidad de ser certeros con la navegación, cosa que no ocurrió en la mayoría de los casos, impulsaron a los organizadores a acortar la prueba de hoy.

El qatarí, gran protagonista durante toda la especial, logró sellar su triunfo con un tiempo de 4h. 49m. 16s.; registro que le dio margen suficiente para relegar a Loeb , quien no subía al podio desde la séptima etapa, por 5m. 52s. y a Hirvonen por 7m. 01s., estos dos últimos novatos en el Dakar.

"Estoy muy contento por el triunfo y porque el auto anduvo a la perfección. Mi objetivo ahora es mantenerme segundo, delante de Giniel De Villers (Toyota)", aseveró el qatarín Peterhansel, quien está a dos etapas de ganar su 12º título en el Dakar (tiene cinco en motos y seis en autos) sabe mejor que nadie lo que es el juego de estrategias, prefirió no arriesgar, y llegó cuarto a 8m. 05s.

"Fue estresante y larga la etapa. Nos dedicamos a escuchar bien cualquier ruido del motor y prestamos atención a todo para no arruinar ninguna pieza. Un problema mecánico podría dejarnos sin nada", enfatizó.

El quinto lugar fue para el árabe Yazeed Al Rajhi (Toyota) a 11m. 57s., el sexto para el catalán Nani Roma (MINI) a 12m. 14s. y séptimo De Villiers a 12m. 58s. Cyril Despres (Peugeot), Leeroy Pouter (Toyota) y Vladimir Asilyev (Toyota) completaron las tabla de los mejores10.

Orly Terranova (MINI) fue el mejor argentino de la jornada con un 15º lugar, a poco más de 38 minutos del vencedor de la etapa.

La general tiene a Peterhansel en lo más alto, con 51m. 55s. de ventaja sobre Al Attiyah; tercero a De Villiers a 1h. 17m. 24s., mientras que Spataro es el mejor argentino en el 12º puesto y Terranova, en el 14º.

Motos
El debutante francés Antonie Méo, viejo conocedor de estos caminos por sus tiempos en el enduro, se quedó con la etapa, la segunda en su haber que -sumadas a otros tres podios- lo dejarían tercero en la general de no mediar inconvenientes. El francés completó la especial en 5h. 19m. 08s. y le arrebató la victoria a su compañero y líder de la general, Tobby Price por 18 segundos y dejó tercero a 2m. 48s. al chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), quien rompió la hegemonía del podio para KTM.

"Me gustó mucho el recorrido aunque fue muy complicado y el final es que más disfruté. Falta para el final todavía, y cada día se hace más largo", aseguró Méo refugiado en una de las carpas del equipo en el vivac levantado en el autódromo El Zonda de San Juan.

Si en el autódromo, enclavado entre dos montañas, la temperatura superaba los 40 grados y el sol quemaba la piel, el camino de carrera se transformó en dramático para los pilotos.

El portugués Helder Rodríguez y el francés Adrien Van Bevern, ambos con Yamaha, llegaron en el cuarto y quinto lugar, mientras que el salteño Kevin Benavides (Honda) lo hizo en el sexto, a 12m. 13s.

El retraso de Benavides se debió a dos errores de navegación, que si bien no lo hicieron caer en el clasificador general, arruinaron su estrategia de ir descontando hasta el final.

El portugués Paulo Goncalves, otro de los pilotos Honda, debió abandonar la competencia kilómetros después de sufrir una violenta caída tras la cual subió a su moto aunque poco después se sintió mal y fue evacuado en helicóptero hasta un hospital sanjuanino.

A dos etapas del final, todo parece dado para que el australiano Toby Price se lleve la competencia, ya que va primero con una diferencia de 35m. 23s. sobre el segundo, Stefan Svitco, y a 43m. 46s. del tercero Antonie Méo, en un podio monopolizado una vez más por KTM.

"Fue una etapa difícil y estoy contento de haber llegado al final. Estamos acercándonos, pero la victoria aún está lejos. Lo importante es poder cruzar la línea de meta en la última etapa", aseveró Price.

En tanto, esta tarde las autoridades de la carrera debatían qué punto de la especial tomar para la clasificación de cuatriciclos, aunque preliminarmente la victoria fue para Alejandro Patronelli; segundo el sudafricano Brian Baragwanatah y tercero Marcos Patronelli, todos con Yamaha.

De esta manera, los hermanos Patronelli se encuentran separados por sólo 14 segundos de ventaja a favor de Marcos.