Luego del deceso del cantante y tras pasar el dolor, ahora llega la pelea por los 195 millones de dólares que tenía en propiedades y activos.

La muerte de David Bowie causó impacto a nivel mundial. El cantante falleció tras perder su lucha contra el cáncer y dejó una verdadera fortuna que ahora deberá repartirse.

Durante la década del '70 y en pleno esplendor de su carrea, Bowie se declaró en banca rota debido a malas decisiones comerciales. Fue el banquero David Pullman quien le diseñó un esquema de inversiones para que recuperara su fortuna, por lo que se estima que la mayor parte del dinero la generó durante los últimos años de su vida.


Seguí leyendo más en RatingCero.com