La modelo es sin dudas la figura más buscada del balneario uruguayo. Sin embargo, tiene sus condiciones especiales a la hora de asistir a una fiesta.

Tras su polémica separación de Benjamín Vicuña, Pampita viajó a Punta del Este donde se instaló en José Ignacio junto a sus hijos Benicio, Beltrán y Bautista para pasar las fiestas y disfrutar de unas extensas vacaciones.

Desde que pisó tierra uruguaya se convirtió en una de las modelos más buscadas para hacer presencia en fiestas y eventos que abundaron con motivo de fin de año y de una temporada exitosa en Punta.

Sin embargo, según informa La Pavada, Pampita tiene sus caprichos a la hora de asistir a un lugar, e incluso hizo una "lista negra" de invitados con los que no quiere cruzarse.


Seguí leyendo más en RatingCero.com