El capitán del Seleccionado sueco de handball, Tobias Karlsson, no podrá jugar luciendo un brazalete con los colores de la bandera gay en el Campeonato de Europa que comienza este viernes en Polonia debido a que la Federación Europea (EHF) se lo prohibió.
Karlsson había anunciado la semana anterior su intención de llevar el brazalete pero la EHF no se lo permitió ya que "es parte de la vestimenta del jugador y en ella deben dominar los colores del país al que representa".

El jugador sueco, de 34 años, 1,96 metros y 104 kilos, es heterosexual, está casado y tiene una hija, pero se había propuesto llevar el brazalete con el color arco iris en Polonia, debido a que el Parlamento de ese país rechazó el matrimonio homosexual recientemente por tercera vez, consignó el diario Marca.

Suecia, que ganó cuatro de las 11 ediciones del certamen, integra el Grupo C con Alemania, Eslovenia y España.