El actor reivindicó su rol de sex symbol con su papel en "Los ricos no piden permiso", donde demostró que el paso de los años le sienta muy bien. ¿Qué dijo su mujer?

Tras tomarse un año sabático, Luciano Castro volvió a la televisión con Los ricos no piden permiso para reivindicar su rol como sex symbol argentino a sus 40 años. En ese marco, su mujer Sabrina Rojas contó cómo es el actor en la intimidad y cómo sobrellevan la convivencia en medio de largas jornadas de grabación.

"Las gente piensa que tengo un chongazo y es re aburrido, lo agarré re usado. Se levanta a las 5 de la mañana a entrenar, es un obsesivo. Pasó por mucho, lo besan cada cinco minutos en las novelas, esa boca está re usada", aseguró Sabrina en La mesa está lista.


Seguí leyendo más en RatingCero.com.