Lo dijo el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, en torno a la información falsa sobre la detención de los tres prófugos de General Alvear, cuando en realidad las fuerzas habían capturado solo a Martín Lanatta. "Tengo entendido que es de apellido Meza", expresó el funcionario santafesino.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, atribuyó este viernes a "un gendarme de apellido Meza" la fallida información que llegó hasta al presidente de la Nación, Mauricio Macri, sobre la supuesta aprehensión de los tres prófugos de General Alvear, cuando en realidad hasta ese momento había un solo detenido.

"Un gendarme fue el que le dijo a Patricia Bullrich que el sábado pasado habían capturado a los tres prófugos, cuando en realidad luego se informó oficialmente que el único detenido era Martín Lanatta", aclaró Pullaro.

En declaraciones a la prensa local, el funcionario contó: "Cuando bajamos al aeropuerto de Sauce Viejo, un comandante de Gendarmería con tono fuerte nos decía que tenían a dos personas detenidas en el paraje Cuatro Bocas. Tengo entendido que es de apellido Meza, yo no lo puedo afirmar. Sí lo vi, y estuve hablando con él", señaló.

Luego, Pullaro aseguró que "la Policía de Santa Fe nunca levantó el cerco en Cayastá. Los otros lo levantaron porque estaban convencidos de que los tres prófugos estaban detenidos, que los tenían fuerzas federales".

"Nosotros ordenamos que el perímetro se levantara cuando el jefe de policía de Santa Fe tuviera contacto visual con los detenidos. Por esta acción, los prófugos no se pudieron escapar", precisó el ministro.

Por último, al analizar la confusión generada en torno a la pista falsa, señaló: "Pensamos que podían no avisarnos, porque había desconfianza entre las fuerzas".