Durante un operativo realizado por la policía de Tandil fue detenida una pareja que comercializaba estupefacientes en esa ciudad y zonas aledañas.

En el allanamiento los efectivos lograron dar con una mujer de 22 años y un hombre de 26, que "escondían" debajo de cama matrimonial en cajas de zapatillas 300 medias tizas de cocaínas envueltas en papel de diario y papel film, con un pesaje estimado de más de 3 kilos.

Además se secuestraron dos revólveres calibre 22 largo, con 11 proyectiles intactos.

La pareja "dealer" quedó alojada en una comisaría en Tandil, y serán procesados por "Abuso de armas".