Las medidas llegaron tras el cumplimiento por parte del país árabe de los términos del acuerdo nuclear que se firmó en Viena en julio del año pasad.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó este sábado la orden ejecutiva para levantar las sanciones económicas contra Irán en respuesta al cumplimiento de las exigencias del acuerdo pactado en julio del año pasado en Viena, Austria.

Obama informó sobre su decisión al Congreso de los Estados Unidos y remarcó que el cumplimiento de las medidas "marca un cambio fundamental en las circunstancias respecto al programa nuclear de Irán", mientras que el secretario de Estado, John Kerry, confirmó la noticia.

"Por la presente, yo confirmo que el Organismo Internacional de Energía Atómica ha verificado que Irán ha implementado completamente sus compromisos requeridos", escribió Kerry. La decisión de Estados Unidos fue imitada por la Unión Europea y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

A partir del levantamiento paulatino de las sanciones, Irán podrá disponer otra vez de cerca de 100 mil millones de dólares en activos que estaban congelados en diferentes entidades financieras y bancarias alrededor del mundo.

Por su parte, la Unión Europea también levantó las sanciones económicas y financieras que mantenían contra Irán después de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ratificara el cumplimiento de las medidas exigidas al país árabe.

La UE eliminará todas las restricciones en dos fases: la primera comenzó este sábado, y la segunda lo hará a partir del denominado "día de transición", a producirse en ocho años -o antes- si el OIEA concluye que todo el material nuclear iraní continúa teniendo una "actividad pacífica".

Así se levanta la prohibición y autorización de regímenes sobre transferencias financieras a y desde la República Islámica, las restricciones sobre actividades bancarias y sobre seguros, así como sobre el apoyo financiero al comercio con Irán, las de subvenciones, asistencia financiera y préstamos.

La UE también levantará las sanciones a la importación de petróleo y gas desde Irán, de productos petroquímicos, la exportación de equipos para estos sectores y las inversiones en los mismos, así como las medidas punitorias para el sector del transporte y la construcción de navíos, el oro, metales preciosos y diamantes, billetes y monedas y los servicios relevantes.

El organismo europeo sacará de su lista negra a 300 personas y empresas iraníes con las que estaba vedado el comercio, que tienen congelados sus activos o que tienen prohibido viajar a la Unión.

En esta primera fase se mantendrá en la lista negra a aquellas personas y entidades que figuran en el listado de terrorismo del bloque europeo.

El gobierno de Teherán firmó en julio del año pasado un acuerdo en Viena con el Grupo 5+1, que está formado por EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania. El tratado nuclear multilateral de prevé limitar varios aspectos del programa nuclear iraní durante períodos de entre 10 y 25 años.