En el patio seco de un edificio que depende de la Provincia, todos los domingos se baila milonga, pero el nuevo director del lugar les dijo a los organizadores "no vengan más".
El grupo "Tango La Plata" se reúne desde hace seis años en el patio seco de Centro Administrativo Gubernamental de la Provincia de Buenos Aires. Es uno de los edificios donde funciona la administración pública bonaerense. Los platenses lo llaman "las torres" y es un espacio público que domingo a domingo reúne a cientos de personas que comparten esta actividad cultural: toman clases de tango y luego se hace una milonga. Pero ahora están en peligro.

"Nos dijeron que no podíamos pisar más el piso de la torre", contó Ulises Delleville a Infonews. El artista lamenta esta situación porque "nuestra idea es difundir el tango. Para eso estamos en un espacio público".

Bajo el nombre "el tango no se va de la torre" se organizó a través de Facebook una convocatoria para el próximo domingo con el objetivo de repudiar la decisión de Carlos Rossi, el nuevo director del Centro Administrativo Gubernamental y quien le bajó el pulgar al colectivo "Tango La Plata".

"Entre las razones que nos dieron por las cuales no podíamos usar más el espacio era que gastábamos el piso. Lo que ellos no saben es que los tangueros están orgullosos de sacarle brillo al piso", contó el docente de tango que en varias oportunidades salió de gira como bailarín.

El tema tomó gran repercusión: la noticia creció como una bola de nieve. Y entonces el propio Rossi, por intervención y pedido de la Municipalidad de La Plata, dio marcha atrás con su decisión.
"Ahora nos dijeron que podemos seguir trabajando en el espacio hasta que nos consigan otro lugar". Pero el mensaje del funcionario bonaerense no termina de ser claro para los organizadores de la milonga.

"Nosotros hacemos actividades en centros culturales y plazas de toda la ciudad, de lunes a viernes" contó el profesor de tango, también docente de la Escuela de Danzas Tradicionales de Argentina. Es por eso que el domingo próximo, la jornada cultural de protesta contra la decisión del gobierno provincial de correrlos, se hace igual. "Queremos que nos autoricen a usar los baños de la planta baja y que nos den un permiso por escrito para usar el lugar".