Aseguran que mujeres ladronas, en su mayoría de nacionalidad peruana, comenzaron a utilizar la famosa droga escopolamina, conocida tradicionalmente como burundanga, para agredir a las personas de la tercera edad y de esa manera robarles el dinero que cobraron de sus jubilaciones, en las distintas entidades bancarias.
Al respecto, en los últimos días trascendió un ilícito que padeció una señora de 72 años, de nombre Irma, que retiró la suma de dinero de su jubilación de una entidad y, al regresar al domicilio, en la Culpina al 200, en el barrio porteño de Flores, fue interceptada con fines de robo por las delincuentes.

De acuerdo a lo narrado por los voceros, en esas circunstancias, la víctima fue reducida por dos ladronas que tenían acento peruano. Las agresoras, pocos minutos antes, la habían rociado con un tubo de aerosol que se hallaba cargado con una mezcla, que se dice tenían entre sus componentes la sustancia que se conoce como burundanga.

Según manifestaron los informantes, a raíz de este terrible ataque, la anciana comenzó a desvanecerse y entonces las mujeres le señalaron: "No te muevas, quedate quieta y entrá a tu casa, porque nos tenés que dar la plata que cobraste en el banco de la jubilación". Además, de los haberes se llevaron más dinero que había en la casa y distintos objetos de valor, entre ellos un reloj de oro.

Finalmente, las ladronas lograron escapar y se desconoce su paradero. Se estima que las mujeres que consumaron este episodio serían integrantes de una banda de ladrones que, nacidos en Perú, residirían actualmente en el barrio de Flores y serían responsables de diversos actos delictivos.