En Hubei, una provincia del centro de China, un policía de tránsito fue arrastrado alrededor de 100 metros por un auto cuyo conductor, en alto estado de embriaguez, se rehusó a mostrar sus documentos.
En las imágenes se ve cómo el oficial detiene al automovilista que al momento de tener que entregar la documentación arranca y se lleva con él al efectivo, que queda agarrado de la manija de la puerta y es arrastrado por el pavimento.

Policía arrastrado por un auto
Cuando el agente soltó la manija se golpeó la cabeza contra el suelo y se desmayó. Ya en el hospital, le diagnosticaron una leve conmoción cerebral y otras lesiones en el abdomen y en su pierna izquierda.