El moderno sistema permitirá alertar por televisión de la posible llegada de un tsunami, además de ocho mareógrafos para hacer seguimiento de estos fenómenos naturales que afectan a ambas naciones debido a la ubicación geográfica.


Se trata de siete sistemas de radiodifusión de alerta de tsunami que, junto a los ocho mareógrafos, están valorados en seis millones de dólares y que se instalarán a lo largo de la costa peruana.

"Gracias a este sistema, cuando ocurra un terremoto con amenaza de tsunami, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) alertará al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y a la Marina, a cargo de los mareógrafos, para medir con exactitud el tiempo en que la ola gigante impactará en la costa", indicó el ingeniero Marcial García del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional.

García explicó que esta información permitirá alertar a la población a través de la televisión, así esta se encuentre apagada. "Aparecerá en los canales de televisión, mediante un cintillo donde se dice qué zonas son las más críticas y a dónde se tiene que evacuar", agregó.

Además, señaló que Perú es el segundo país en el mundo que cuenta con esta tecnología, después de Japón.

La donación de los equipos entregados por el gobierno japonés forma parte de un proyecto para mejorar los equipos de gestión de riesgos de desastres. La alerta de tsunamis en el litoral peruano actualmente se da por teléfono, radio o Internet.

Perú es sacudido cada año por al menos un centenar de sismos debido a que está ubicado en el denominado Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona de amplia actividad telúrica que se extiende a lo largo de la costa oeste americana.

El último terremoto de gran magnitud y consecuencias trágicas registrado en el país fue el 15 de agosto del 2007 (de 7,9 grados), con epicentro en las costas del centro (40 kilómetros al oeste de Pisco), y dejó 595 muertos.