La cantante brindó un recital en Estados Unidos pero, según sus fanáticos, estaba ebria y no podía mantenerse en pie ni coordinar las palabras.


En el marco de Rebel Heart Tour, Madonna brindó este fin de semana un show en Louisville (Kentucky, Estados Unidos), que no habría dejado para nada conformes a sus seguidores.

Seguí leyendo en RatingCero.com.