El abogado querellante en la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman, Federico Casal, dijo que no tiene "elementos para formular una imputación" en el sentido de que el ex jefe del Ejército César Milani ordenó el asesinato del fiscal pero que él cree que "el plan es propio de una especialización de gente relacionada con los servicios de inteligencia nacionales o extranjeros".
Embed
"No tengo elementos para formular una imputación en esos terminos (intervención de Milani) pero esto requirió la intervencion de gente especializada. Fue una maniobra propia de agentes nacionales o internacionales y Milani tenia predicamento en estas gestiones", afirmó Casal en diálogo con Radio 10.

Además, el letrado volvió a criticar las actuaciones de la fiscal Viviana Fein. "La causa está mucho más atrás del lugar al que se podría haber llegado si hubiera habido decisión política y hubiera habido una persona idónea al frente. Se nos puso muy cuesta arriba la producción de prueba tendiente al homicidio y cuando (Fein) la aceptó, intervino y le resto importancia. Por ejemplo, con las huellas de pólvora que deja el arma".

En tanto, Casal también apuntó contra la procuradora Alejandra Gils Carbó: "No hizo nada para que esta investigación tomara el rumbo que tenía que tomar. Se hizo con el mismo régimen legal con el que se investiga la muerte de un NN. Es una afrenta al sentido común".

Por último, el representante de las hijas del fiscal también se refirió a la intervención del secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien fue al departamento de Nisman la noche en que apareció muerto. "Me gustaría saber qué hacía ahí", concluyó.