Gustavo Cusato, acusado de manejar alcoholizado un Ford Fiesta en contramano por la autopista y matar a dos jóvenes tras embestir de frente la camioneta en la que viajaban, declaró ante el fiscal de la causa por "homicidio doloso reiterado".
El juez de garantías de San Isidro, Orlando Díaz, convirtió la aprehensión en detención de Gustavo Cusato (33), quien fue indagado por el fiscal Federico González por el delito de "homicidio doloso reiterado", que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión.

Todo ocurrió el domingo cerca de las 4.30 a la altura de Don Torcuato, en la mano a Capital. Gustavo Cusato, de 33 años, hizo cuatro kilómetros de contramano por la autopista a bordo de un Ford Fiesta y finalmente impactó contra la camioneta Volkswagen Saveiro, donde viajaban Nicolás Amadini, de 23 años, Nicolás Zárate, de 21, y la novia de éste, Victoria Condorucchi, de 28. Los dos varones que iban en el utilitario murieron, y la joven quedó con heridas graves.

El padre de Victoria, Hugo Condorucchi, habló este lunes con Radio 10 y exigió un castigo para Cusato. "A mi no me interesa la plata, pero que pague por el daño que hizo. Tengo 71 años y voy a luchar para que ese individuo esté muerto en vida", dijo.

"Yo perdono cualquier cosa, la fatalidad está siempre, pero que venga en contramano durante tantos kilómetros, eso no se lo voy a permitir", aseguró el hombre, antes de desear "que ningún padre más" tenga que estar en su lugar.

Del test de alcoholemia realizado a Cusato surgió que presentaba una alcoholemia positiva de 1,29 gms x l/s.