El índice Merval cedió 2,6% con un contexto externo desfavorable dada la merma en el precio internacional del crudo y la persistente preocupación sobre el crecimiento global. El viernes ya había caído 6%.
El índice Merval sigue sin hacer pie en 2016 y este lunes se hundió otro 2,6% para cerrar debajo de los 10.000 puntos (a 9.757,12 unidades), por primera vez en más de dos meses y medio, en medio de limitado volumen negociado por un feriado en Estados Unidos.
La bolsa porteña, que en lo que va del primer mes del año ya retrocede un 16,4% (bajó en 9 de las 11 ruedas de enero), operó en línea con la tendencia de las principales mercados de la región y de Europa, debido a un panorama externo complicado.
Seguí leyendo en ámbito.com