Organizaciones sociales, grupos de izquierda, dirigentes, legisladores y representantes del kirchnerismo reclamaron la liberación de la jefa de la agrupación Tupac Amaru, quien permanece detenida en Jujuy.
En el acto estuvieron presentes el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, el referente de MILES Luis D'Elía, el ex titular de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde, el ex jefe del AFSCA Martín Sabbatella, los diputados nacionales Eduardo "Wado" de Pedro y Andrés Larroque, los legisladores del Parlasur Daniel Filmus y Agustín Rossi, y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, entre otros.

Después de que varios miembros de la Tupac Amaru pronunciaran unas palabras, Carlotto realizó el cierre de la protesta y se refirió a Sala como "la primera presa política del país" y una "luchadora".

"Quieren con esto que ha pasado demostrar que tienen un poder que no tienen. El pueblo votó, vamos a respetar la voluntad siempre y cuando el que preside nos respete, y no nos está respetando, nos está insultando", sostuvo Carlotto, y agregó: "Hace un mes que estamos viviendo en el infierno".

La representante de Abuelas de Plaza de Mayo aseguró que "ofender a una mujer como ella (Sala) es una ofensa para todas las mujeres argentinas" y pidió a los presentes que "no abandonen la lucha".

"No tenemos miedo, ellos tienen miedo de nosotros porque saben que no nos van doblegar. Por eso tenemos bastón, porque nunca nos arrodillamos y no nos vamos a arrodillar", concluyó.

A la Plaza de Mayo llegaron militantes de agrupaciones como La Cámpora, Unidos y Organizados, el Movimiento Evita, Juventud Peronista, y de organizaciones de Izquierda como el Partido Obrero (PO) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).