Así lo aclaró este martes el ministro de Seguridad jujeño, Ekel Meyer, en caso de que la Justicia provincial ordene desocupar la plaza Belgrano en la capital provincial.
"Si en algún momento se diera la orden de desalojo de la plaza (Belgrano) lo cumpliríamos primero ordenando que se haga sin ningún tipo de armas letales, simplemente con la policía, inicialmente con personal femenino, intimándolos, pidiéndoles que se retiren" para evitar la violencia, dijo.

En el lugar, ocupado desde el pasado 14 de diciembre, "pernoctan alrededor de 150 a 180 personas", pero ya fueron quitadas las carpas que cerraban el tránsito en las arterias laterales, describió.

Meyer, en declaraciones radiales, aseguró que los manifestantes "no tienen necesidad" de continuar en el lugar porque "las cosas que están reclamando están garantizadas con el solo hecho de ir a reinscribirse y reempadronarse" como cooperativas de trabajo.

Meyer ratificó la "vocación de diálogo" del gobernador Gerardo Morales, como lo viene llevando a cabo desde que asumió "con todos los cooperativistas", a fin de "pedirles que se reempadronen para tener los beneficios", puntualizó.

Embed
En cambio, ha evitado dialogar con Sala, quien permanece detenida desde el sábado pasado, a fin de que "se termine esta intermediación para que quienes manejen las cooperativas sean sus presidentes y sus integrantes", señaló.

De esta forma, ya se ha logrado que "quinientas y pico de cooperativas se hayan inscripto dentro del régimen (dispuesto por el gobierno), de las cuales trescientas y pico son cooperativas que nucleaba Milagro Sala", aseguró. Con estas, Morales "está conversando" y las está "visitando", manifestó.

La intención, agregó, es que el dinero dispuesto para las cooperativas de trabajo "vaya directamente a los cooperativistas".

"El gobernador tiene pensado potenciar" a las cooperativas cuando "haya grandes obras para Jujuy" con el fin de que "reciban trabajo" los jujeños, dijo.