A Gafyn Owen le costó creerlo, pero incorporando más comida, comenzó a perder peso. Este ingeniero inglés que pesaba 127 kig ya lleva 40 perdidos y va por más.
Owen trabaja por las noches en los ferrocarriles de todo el Reino Unido y encontró la forma de controlar su peso gracias a una dieta de alimentos bebidos y energía rápida.

Después de someterse a una dieta rica en proteínas, este ingeniero de 40 años baja de peso de la manera menos pensada: come nueve veces al día y consume más de 3000 calorías.

"Siempre fui grandote , incluso mi dirección de correo es 'Big Boy Owen', pesaba 107 kilos a los 17 años. Bajé de peso en dos oportunidades en el pasado, pero nunca pude mantenerme", dejó saber Owen al medio británico The Mirror.

"Cuando empecé con la dieta , si bien me habían sacado todas las medidas para adaptar el plan a mi forma y tamaño, vi la cantidad de comida que era y tuve mis dudas", admitió.

Antes y después.jpg
"En el trabajo se reían de mí, estaba comiendo cada dos o tres horas, a menudo tenía que forzarme a comer porque había momentos en los que no tenía hambre", cuenta sobre el extraño procedimiento que le llevó a bajar ya casi un tercio de su peso.

Gafyn tiene un hijo de ocho años de edad, Elis, de una relación anterior y está esperando un hijo con su actual pareja Kate Bengough, una abogada de 29 años.

El responsable de adaptar una dieta a la medida de Gafyn fue el entrenador personal y nutricionista Ryan Evans, él fue el hombre detrás del milagro de este inglés, que según contó ya no podía imaginar su cuerpo "de otra forma".