La hermana del cura se murió el domingo pasado tras estar contagiada del dengue del serotipo 4. Le realizaron una serie de tratamientos pero no lograron salvar su vida.
El cura párroco de la localidad de Wanda, René Nolasco, dijo que una de sus hermanas, María Nolasco, murió por dengue el domingo en la localidad de Puerto Iguazú, Misiones, tras ser asistida en Brasil.

El ministerio de Salud Pública provincial no se expidió sobre el tema y reportó 35 personas afectadas por la enfermedad y 862 casos probables en la provincia.


El sacerdote sostuvo en declaraciones al canal Misiones Cuatro que el sábado su hermana concurrió al hospital de Puerto Iguazú y dijo que "a raíz de la cantidad de pacientes y las limitaciones de atención, mis sobrinos decidieron llevarla a Foz de Iguazú", Brasil.

La mujer, dijo el religioso, fue asistida en el hospital Ministro Costa Cavalcanti de Brasil, donde tras la realización de estudios "quedó en observación y le comunicaron que padecía dengue del serotipo 4 (DN4), razón por la que los médicos aconsejaron que regresara a su domicilio y realizara reposo".

Nolasco expresó que en la misma circunstancia fue atendida una hija de la mujer, de nombre Cinthia, quien está embarazada, a la que también le diagnosticaron dengue.

El párroco sostuvo que el domingo "alrededor de las 4.45 mi hermana sufrió una descompensación, la llevaron al hospital local y descansó, ya que el tema de la hemorragia y demás la tenían mal", en referencia a los últimos momentos de vida de la mujer.

Nolasco consideró que el brote de dengue en la provincia "tenía que suceder para darnos cuenta que estamos invirtiendo tanta plata en campañas políticas y en tantas otras cosas, y no en salud y en la educación".

"Si buscamos un culpable no podemos buscar nombres ni apellidos, sino entre todos debemos tomar conciencia de que el valor de la vida es importante, que debemos trabajar en conjunto y responder a las necesidades básicas de las personas", expresó.

"En todos los casos los exámenes dieron negativo para zika y chikungunya", sostuvo el informe, y anunció un nuevo protocolo para la contención y resolución de los casos febriles en el Hospital Escuela de Agudos de Posadas, que se hizo extensivo a los demás centros de salud.