Los precios del petróleo siguieron cayendo el martes en Nueva York, llegando a un nuevo mínimo desde septiembre de 2003, tras hundirse otro 3,3% a US$28,46, en un mercado preocupado por los excedentes mundiales con el levantamiento de sanciones internacionales a Irán.
Después de un fin de semana largo, el precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en febrero perdió 96 centavos con respecto al cierre del viernes, ubicándose en 28,46 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).
Seguí leyendo en ámbito.com.