El modelo mantendría la pantalla de 5.2 pulgadas con la misma resolución de 1,280x720 pixeles, e incorporaría algunas mejoras en el predecesor, según el portal Sammobile.


La empresa incorporaría un procesador Snapdragon 410 de cuatro núcleos a 1.2GHz con 2GB de RAM y 16GB de almacenamiento, pero se desconoce si tendrá la posibilidad de aumentar su memoria con una tarjeta microSD.

También se espera que mantenga las mismas características de la cámara que el modelo anterior: la principal sería de 13 megapixeles y la frontal de 5 megapixeles, el promedio de los dispositivos de esta clase disponibles en el mercado.

Aún no se conoce la fecha oficial de su lanzamiento, pero se sabe que el nuevo Galaxy J5 vendrá con Android 5.1.1 Lollipop.

Actualmente las miradas están puestas en el nuevo smartphone estrella de Samsung, el Galaxy S7, que podría ser lanzado en el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles, y del cual aún no se tiene claro si serán dos o tres modelos diferentes.