Mario Das Neves arribó este miercoles a la casa de Gobierno para reunirse con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y el titular de Energía, Juan José Aranguren. Busca una solución a la crisis petrolera que afecta la Cuenca del Golfo San Jorge.
Hoy vence el cuarto intermedio dispuesto el lunes 11 en Rawson para tratar de hallarle una solución a la crisis petrolera que afecta la Cuenca del Golfo San Jorge y el panorama no parece muy alentador, ante la amenaza del gobierno de Mauricio Macri de importar combustible si no le envían petróleo del sur, lo cual podría implicar la paralización de la actividad si el conflicto entra en una nueva escalada.

La esperanza está puesta en el encuentro de esta mañana en Buenos Aires del que participan el gobernador Mario Das Neves, que llegó alrededor de las 10:00 hs. a Casa de Gobierno, junto a los dirigentes Jorge Ávila y José Llugdar, el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Bohe, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el titular de la cartera de Energía, Juan José Aranguren.

Das Neves llega a la Casa Rosada
Por su parte el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas del Chubut, Jorge Ávila, aclaró que hace más de 60 días que se recorren distintos despachos para tratar de llegar a una solución pero sin respuestas concretas del Gobierno "le pedimos a Nación que tenga la misma sensibilidad que tuvo con otras provincias, que nos den un poquito de todo lo que se llevaron", dijo.

Nación ya dijo que aceptará un acuerdo de precios internos a 54,90 dólares el barril para las operadoras que comercializan el crudo internamente. La diferencia es con quienes exportan, ya que exigen un valor similar. Es el caso de Tecpetrol y, en menor medida, de Pan American Energy (PAE).

Si a éstas los números no les cierran, dejarían de operar y se producirían despidos que alcanzarían también a quienes integran las empresas de servicios (pymes) que trabajan para ellas. Se habla de un total de 5.000 personas.