El santiagueño Marco Trungelliti vivió un sueño durante lo que duró su estadía en el Abierto de Australia, su primer Grand Slam. Y para colmo se despide siendo protagonista estelar de la jugada del día miércoles.
En su derrota ante Grigor Dimitrov, por la segunda ronda del primer Grand Slam del año, el argentino se lució con un preciso globo de revés para vencer la resistencia del búlgaro en la red tras un peloteo y dejarlo parado.

Así, habiendo pasado la clasificación y tras ganar su partido de primera ronda frente al eslovaco Kovalik, Trungelliti tiene motivos de sobra para volver de Australia con la frente más que alta.

Trungelliti