Así lo confirmó el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, tras un encuentro en París con su homólogo estadounidense, Ashton Carter.
"Esa guerra se libra en Irak, Siria, Libia, en la zona del Sahel, también en nuestros propios países", dijo Le Drian, mientras que su homólogo estadounidense tildó a la milicia del Estado Islámico de un "tumor maligno" en Medio Oriente con metástasis en otras regiones.

"El ISIS está retrocediendo tras las últimas derrotas. Para eso debemos poner en marcha ahora una estrategia militar", aseguró Le Drian, al tiempo que solicitó apoyo para sus aliados en Irak y Siria para que puedan hacer avances sobre el terreno.

Las capitales de facto del Estado Islámico en ambos países, Al Raqqa en Siria y Mossul en Irak, deben ser reconquistadas, subrayó el ministro francés, citado por la agencia de noticias DPA.

Por su parte, el secretario de Defensa norteamericano anunció un encuentro de más de 24 países de la coalición internacional contra el EI dentro de tres semanas en Bruselas.

En la capital belga "se hablará de los esfuerzos adicionales necesarios, todos estamos de acuerdo en que tenemos que hacer más", expresó Carter.

Poco antes, los responsables de la Defensa de Francia y Estados Unidos deliberaron con sus homólogos de Alemania, Ursula von Der Leyen; Australia, Marise Payne; Italia, Roberta Pinotti; Holanda, Jeanine Hennis-Plasschaert; y Reino Unido, Michael Fallon, sobre la estrategia a seguir en la lucha contra la milicia extremista.